myLIBRETO

anagrama de myLIBRETO
  • cuentos
  • leyendas
  • autoestima
  • hipnosis
  • trance
  • reflexión

Escuché decir al viento - Metáforas para el bienestar con PNL

Escuché decir al viento - Metáforas para el bienestar con PNL

Sinopsis

"Las metáforas de Sergio son un llamado a la sabiduría más profunda de cada persona - la sabiduría tanto del corazón como del cerebro. Te recomiendo pasar algún tiempo reflexionando sobre ellas y descubriendo el significado especial que tienen para ti" - Tim Hallbom, fundador de NLP of California

Cuentos, historias, leyendas, metáforas. ¿Cuál es su magia? ¿De dónde viene su encanto? ¿Cómo funciona el sortilegio?

Escuché decir al viento es una colección de 34 metáforas que te llevarán de viaje. Un viaje hacia tu propio interior y hacia la fuerza, el amor y la ligereza que habitan dentro tuyo. "Los cuentos no se han hecho para dormir a los niños, sino para despertar al hombre" - así que este libro es un puente para explorar qué despertares nos brindan las metáforas y cómo utilizarlas para que el día después del sueño esté lleno de bienestar.

Desde tiempos inmemoriales las historias han preservado la sabiduría y la cultura de los pueblos, con ellas se han tejido lazos de amistad entre los seres humanos, han hecho reflexionar a todas las generaciones, son el camino real hacia la inteligencia inconsciente y no hay niño, hombre o anciano sensible que no haya sido cautivado por su poder.

De modo que Escuché decir al viento llevará a tu mente y corazón de viaje, a encontrarse con el fuego del dragón, la danza de los árboles, la manzana que cura y la mujer que iluminó su habitación con su bellísimo cuerpo desnudo. Al término de cada historia te encontrarás con una pregunta que busca profundizar la reflexión a la manera del Coaching o del método socrático.

El libro está prologado magistralmente por el maestro José Merino y al final de él encontrarás un capítulo en el que podrás explorar la comunicación metafórica desde la visión de la Programación Neurolingüística (PNL), revisando el uso, la utilidad y la generación de este poderoso recurso del lenguaje. Puedo asegurar que saldrás de él sabiendo y disfrutando.

Así que ahora la pregunta es ¿y a ti qué es lo que te cuenta el viento?

"Sergio, cual músico privilegiado, nos lleva a través de sus metáforas a un concierto que pide ser escuchado desde el corazón, más le trasciende y nos lleva a un despertar del espíritu" - Juan Francisco Ramírez Martínez, Fundador del Centro Mexicano de PNL

PDF

Texto de Muestra

Índice

Prólogo

Bienvenida

1-      Palabras danzantes

2-      Ego y estrellas

3-      Aire

4-      Sueño

5-      Igualación

6-      El guerrero insatisfecho

7-      Llamarada turquesa

8-      Un pequeño granito de arena

9-      Junto al río

10-        Territorio

11-        Recuerda

12-        Dos hermanos

13-        Peregrinación

14-        Luna

15-        Yolotepec

16-        Magia

17-        Ís y Tromma

18-        Raíces

19-        La mestiza de mar y selva

20-        El sultán estaba triste

21-        El hombre y el delfín

22-        Caminos

23-        Primavera

24-        Tortuga marina

25-        Shuuu, shuuu

26-        Ilusión

27-        Desmusgarme

28-        Mapa

29-        Fiesta

30-        El cocodrilo y el jaguar

31-        Graduación

32-        Entrenamiento

33-        La manzana de la curación

34-        Historias al viento

UNA NOCHE Y MIL NOCHES MÁS – El arte de la comunicación metafórica

     Características de la metáfora

     Haciendo flexible el lenguaje

     Los usos de la magia

     Metáforas al gusto

     Ponle más magia a la magia

     Envoltura del regalo

     El lenguaje como metáfora

 

Prólogo

 

Es verdad, no es un cuento;

hay un Ángel Guardián

que te toma y te lleva como el viento

y con los niños va por donde van.

Gabriela Mistral

 

Hace algunos años asistí en Guadalajara a una pequeña reunión de facilitadores del Centro Mexicano de Programación Neurolingüística en la que participaba Robert Dilts. Era una excelente oportunidad para muchos de nosotros de preguntarle, a uno de los creadores y difusores más importantes de la PNL una buena cantidad de dudas e inquietudes. Las respuestas eran en su mayoría de lo más atinadas y claras. De todas las respuestas recuerdo, a través de los años, solamente una. “¿Cuáles son las estrategias que te permiten alcanzar la genialidad que todos observamos en ti?” – “Escribir”-  fue la respuesta. Escribir como un ejercicio fluido, creativo, libre y ajeno a expectativas y fracasos anticipados.  Esa fue su recomendación.

A pesar de que Sergio Hernández, el autor de este magnífico libro, que hoy tengo la oportunidad de prologar, no se encontraba en dicha reunión, ha aplicado perfectamente el consejo de Robert Dilts. Este libro cumple cabalmente su recomendación en dos sentidos. El primero de ellos en tanto que tú, amable lector podrás encontrar en sus páginas conceptos e ideas claras, amenas y atractivas; escritas todas ellas en un lenguaje amable, como si se tratará de una conversación entre un mentor y una persona interesada en desarrollar, no solamente habilidades muy específicas, sino también convertirse en una mejor persona.

Lo segundo en lo que se cumple la recomendación de Robert Dilts es que en efecto la escritura y muchas acciones más -con las cuales Sergio está comprometido - lo han llevado a alcanzar un nivel de genialidad en las tareas que realiza como maestro, terapeuta, coach, instructor y desde luego escritor.

Me parece importante señalar que a lo largo de este texto encontrarás un diálogo abierto con el autor y no solamente una exposición de técnicas y propuestas teóricas.  En más de una medida el libro ha sido escrito por Sergio con la finalidad de generar una verdadera conversación.  Esto me parece significativo pues incorpora una idea cada vez más presente en los recientes desarrollos de la psicología incluida la PNL, la importancia de la relación y el diálogo. A este respecto cito los comentarios acerca de la importancia del diálogo en el desarrollo de la cultura, tal y como lo menciona Jorge Luis Borges.

“Unos quinientos años antes de la era cristiana se dio en la Magna Grecia la mejor cosa que registra la historia universal: el descubrimiento del diálogo. La fe, la certidumbre, los dogmas, los anatema, las plegarias, las prohibiciones, las órdenes, los tabúes, las tiranías, las guerras y las glorias abrumaban el orbe; algunos griegos contrajeron, nunca sabremos cómo, la singular costumbre de conversar. Dudaron, persuadieron, disintieron, cambiaron de opinión, aplazaron.  Sin esos pocos griegos conversadores la cultura occidental es inconcebible.”

Pero el diálogo en el que estás a punto de introducirte, no es simplemente un diálogo. Te invito a que descubras y disfrutes una de las grandes cualidades de este texto. Sergio, siguiendo la tradición de los Metálogos de Gregory Bateson nos introducirá al mundo de las metáforas a través de las metáforas mismas, metáforas que especialmente ha redactado con esta finalidad. Entrar a este mundo desde la imaginación y sabiduría del autor reflejada en cada una de sus palabras será como introducirse a través de la madriguera del Conejo Blanco para en compañía de Alicia recorrer un mundo interior lleno de maravillas en  donde sin lugar a dudas habitan personajes como el Sombrerero, el Gato de Cheshire o la Reina de Corazones dispuestos a compartir contigo un Juego de Criquet o una merienda al más puro estilo inglés.

Desde luego que pensar en cuentos de hadas me remite a mi infancia, como posiblemente te suceda a ti, estimado lector. Infancia en la que estoy seguro puedes descubrir esos inolvidables momentos de conversación con tus padres, cuando llegada la hora de dormir, posiblemente se acercaban a tu cama para contarte un cuento. Yo recuerdo especialmente, entre muchas otras,una noche. Esa noche, de hace ya muchos años, el cuento de mi padre realmente se volvió uno de los aprendizajes más importantes de mi vida.  Era yo bastante pequeño, de seguro un niño a mitad de la primaria. Aquel día salí muy preocupado de la escuela. Así que estuve muy intranquilo esperando la llegada a casa de mi padre para poder preguntarle algo muy importante. Finalmente pudimos estar él y yo a solas en mi habitación. Desde luego él notó que algo me sucedía. Me sentó en sus piernas y me dejó hablar. Le conté que en la escuela los niños no creían que en tiempos remotos los cielos de la tierra habían estado poblados por dragones. Él me miró, se sonrió un poco y me dijo: “¡Por supuesto que existieron los dragones! “

Yo lo escuchaba con mucha atención, no despegaba mis ojos de los suyos, así que continuó:

“Hace muchos millones de años, cuando la tierra estaba ya poblada  por todo lo que conocemos y por muchas cosas más, los dioses, que lo habían creado todo, decidieron dar origen al último ser de su creación: el hombre.

El hombre  debía ser la criatura más perfecta de todas. Así que a cada dios se le encomendó diseñar una parte del ser humano. Algunos dioses se encargaron de crear los ojos, otros el pelo, muchos más le dieron la inteligencia, el humor y la ternura, mientras otros trabajaron pensando cómo hacerlo caminar, hablar o soñar. Después de mucho tiempo y un gran esfuerzo, el nuevo ser estaba casi completo, sólo faltaba que el Dios Mayor le diera vida dotándolo de un corazón.

Mucho se especuló acerca de  qué debía de hacer el Dios Mayor para regalarle al hombre un corazón. Algunos pensaban que el corazón del hombre necesitaba ser de algún metal sólido y resistente, otros creían que debería ser de diamantes o de perlas, otros más sugerían alguna fuente de energía muy poderosa para que nunca dejara de funcionar.  Pero cuál no sería la sorpresa de todos los dioses cuando el Dios Mayor se dirigió a un pequeño arroyo de aguas cristalinas y con un poco de agua fresca dio forma al corazón de los primeros seres humanos.

Pronto se pudo ver lo sabio de la decisión del Dios Mayor.  Imagínate un mundo - me dijo mi padre - en que los hombres fueran tan transparentes como su corazón de agua. Un mundo en donde lo puro y claro del agua fuera un reflejo de la forma en que los hombres se llevaban entre sí. Tener un corazón de agua permitía a los hombres fluir en la vida de la misma manera que el agua corre por los ríos. Los hombres y las mujeres que habitaban la tierra con un corazón de agua eran cálidos y sensibles con ellos mismos y con los demás.

Pero los dioses también les habían dado a los hombres la libertad. Y sucedió que algunos de ellos prefirieron estancarse en la vida en lugar de fluir libremente. De ese modo su corazón, al igual que ellos, se fue haciendo turbio y oscuro. Atrás quedaron la pureza y la frescura de sus intenciones y poco a poco su corazón se fue volviendo frío como el hielo. Los hombres se hicieron duros como su corazón e insensibles a los demás. Entonces cosas terribles empezaron a suceder en la tierra: guerras, enfermedades, soledad, traiciones y muchos otros males se hicieron comunes.

Fue entonces cuando los dragones decidieron realizar un enorme sacrificio a favor de los hombres. Los dragones eran seres majestuosos que surcaban los cielos con sus inmensas alas. De sus fauces surgían grandes olas de fuego, así como gigantescas bocanadas de humo. Volaban libremente y siempre estaban dispuestos a ayudar a quienes  los necesitaran.  Así que al ver cómo el corazón de todos los hombres se iba volviendo más y más frío,como un témpano de hielo, le pidieron a los dioses que redujeran su gran tamaño en algo tan pequeño que les permitiera introducirse y habitar en el interior de cada ser humano. Ahí realizarían la importante tarea de derretir el corazón de hielo de los hombres  usando su fuego y su calor. Deseaban que el hombre y su corazón volviera a ser cálido y libre como el agua. Así fue como todos los dragones desaparecieron de la tierra. No es que no hayan existido nunca, ni que se hayan extinguido por alguna catástrofe, la verdad es que desaparecieron al introducirse en el interior de cada ser humano.

Por un tiempo el sacrificio de los dragones surtió efecto y le devolvió al mundo y a los hombres la transparencia, la calidez y libertad de los primeros días. Pero como la mayoría de los hombres somos demasiado necios y lentos para aprender de la vida, poco a poco, en muchos de ellos el corazón volvió a tornarse frío y duro. Los dragones del interior de aquellos hombres no pudieron derretir más aquellos hielos y fatigados fueron muriendo uno a uno. Fue entonces cuando los dioses decidieron, en honor al sacrificio de aquellos maravillosos seres, dotar a algunos hombres de una llama interior que les diera la capacidad de derretir su propio corazón cada vez que éste se hiciera frío y duro. Pero esta flama interna era aún más fabulosa pues les permitía también derretir el corazón de otros hombres. Era como si en el interior de cada uno de ellos continuara vivo su pequeño dragón. Así que a través de los siglos ha existido una comunidad de hombres y mujeres con el don de regresar al corazón de los hombres su calor y claridad original. Son mujeres y hombres especiales con una misión importante en la vida”.

Así terminó la historia de mi padre. Me quedé observándolo en silencio y descubrí en su mirada un fuego que surgía de su interior, entonces lo supe con toda certeza: mi padre era un miembro de aquella comunidad de dragones.  Él me enseñó lo importante de vivir la vida con transparencia y claridad. Me enseñó el poder de la calidez y la compasión. Lo vi muchas veces derretir el corazón de mucha gente con la fuerza, la ternura o incluso el humor que le caracterizaba. Muchas veces vi en sus ojos la intensidad del fuego de los dragones.

Conocer a Sergio desde hace ya varios años, saber de su generosidad, de su calidad humana, de su deseo de cooperar en el desarrollo de las personas y de los grupos en los que participa, me ha permitido descubrir en sus ojos y en muchas de sus acciones la misma mirada de mi padre. Existe en él - lo podrás descubrir en la lectura de cada una de las mágicas páginas de este libro - la fuerza, la ternura y el humor que han acompañado siempre a los miembros de esa mágica comunidad.  No tengo la menor duda de que hay en él la llama interior de un dragón capaz de derretir su propio corazón y el corazón de los demás cada vez que éste se vuelva  frío y duro. Sé que esa es parte de su misión en la vida, estoy convencido que a lo largo de su compañía a través de las páginas de este libro lo descubrirás tú también.

 

¡Bienvenido al mundo de las metáforas!

José Merino Pérez

 

1-    Palabras danzantes

 

Escuché decir al viento que las palabras encierran poder y magia. Que cuando juegan unas con otras,y cuando bailan y ríen, y cuando se aman o se pelean, liberan su magia y su poder. A veces lo hacen de a poquito - muy sutilmente - y no nos damos mucha cuenta, otras veces parece que generan una gran explosión o una tormenta y su energía nos sacude o nos empapa.

Y es que hay palabras juguetonasque suben y bajan y se esconden y brincan alegremente, hay palabras aventureras que han viajado por cada confín de este planeta cargando sus mapas, su brújula y un poco de agua, también hay palabras solemnes, garigoleadas, rimbombantes y serias, palabras enamoradas, con el corazón a flor de piely claro, también hay palabras tristes y enojadas y risueñas y palabras tímidas y también descaradas, aburridas, divertidas, relajadas y hasta palabras olvidadizas.

Sin embargo, para poder liberar su magia, las palabras necesitan música; dicen que todas, hasta las más serias o cohibidas, son grandes bailarinas, que si por ellas fuera pasarían sus días moviéndose al ritmo cadencioso de un danzón, zapateando un buen jarabe, dejándose llevar con elegancia al escuchar un vals o incluso entregándose a la energía de un slam comunitario.

De vez en cuando, después de algún tiempo de duro trabajo (¡claro! también trabajan), se reúnen a bailar unas con otrasy pasan días enteros con sus noches bailando sin descanso, sólo dejándose llevar por el ritmo, moviendo sus letrados cuerpos al vaivén de las melodías, llenándose de energía y liberando magia al rozar sus letras con el piso y con las letras de sus compañeras de baile. Los pocos hombres y mujeres que han presenciado este espectáculo jamás lo olvidany con sobrada razón, pues es difícil sacar de la mente los colores y destellos que generan con su danza, es difícil no recordar los acordes de la música y la sensación electrizante de estar donde la verdadera magia se genera. Y si eso es difícil, es casi imposible no acordarse de cómo en este baile nacen  cuentos, historias, leyendas, canciones, sonetos, chistes, refranes, novelas, poemas, fábulas, parábolas, relatos y metáforas sin fin,donde la magia se enriquece, el poder crece, el encanto se multiplica, el prodigio se desborda.

Poco se sabe sobre lo que ocurre con estas historias cargadas de magia, cómo le hacen para llegar a los libros de cuentos, a los recuerdos de los abuelos o a las cartas de amor, lo que sí podemos percibir son los efectos de su encanto, y así encontramos historias que curan, cuentos que enamoran, leyendas que motivan, relatos que transforman.

Y tal vez, la próxima vez que se reúnan a bailar, te preguntes qué clase de historia surgirá de la música que has escogido, qué tipo de magia brotará de estas historias, qué tipo de transformaciones tendrán lugary tal vez - sólo tal vez - decidirás cuál es hoy la mejor música para poner a bailar a tus palabras.

¿Qué música acompañará hoy a tus palabras?

......

UNA NOCHE Y MIL NOCHES MÁS – El arte de la comunicación metafórica

 

“¿Esto es real o sólo está ocurriendo en mi mente? – preguntó confundido el joven mago, a lo que su maestro sonriendo respondió – claro que está ocurriendo en tu mente, pero… ¿Quién te dice que no es real?”

 

¿Qué es lo que tienen los cuentos? ¿Por qué nos siguen cautivando las leyendas?

¡Qué maravilla la de fascinarse con la magia de Harry Potter, con las aventuras de Frodo para destruir el anillo, con el submarino de Nemo, o con Sandokan en Mompracem! ¡Qué delicia observar un unicornio, ver pasar un fuego fatuo,  o escuchar a Baloo enseñar la ley del pueblo libre! 

Sin lugar a dudas, la comunicación metafórica tiene una magia particulary desde el punto de vista de la Programación Neurolingüística no sólo es una magia hermosa sino que es una magia útil. Decía Rumi, el místico y poeta sufí de la edad media: “Los cuentos son las cajas de perlas que contienen muchas enseñanzas. Tomad en serio las palabras insensatas de los cuentos”, o parafraseando a Edouard Brasey: “Los cuentos no se han hecho para dormir a los niños, sino para despertar al hombre”. Por eso te invito a queexploremos juntos qué tipo de despertares nos brindan las metáforas y cómo usarlas para que el día después del sueño esté lleno de bienestar.

Vamos a recurrir a los griegos y a su amor por ponerle nombres a las ideas, como tal vez sabes el prefijo meta significa “más allá” y fora o foro era utilizado en griego para hacer referencia a un sitio, a un lugar. Así que metáfora sería poner algo más allá de su lugar. Otra manera de interpretarlo sería decir que una metáfora es simplemente poner una cosa en lugar de otra, es decir es un medio de comunicación en el que una cosa se expresa en términos de otra.

Y por muy complicado que parezca utilizamos esta forma de comunicación todos los días, cuando decimos “es largo como la cuaresma”, “me divertí como enano”, “es más bueno que el pan” o hasta “hueles a chivo correteado”, estamos expresando una cosa en términos de otra y mostrando nuestra habilidad para la comunicación metafórica.

Pero te invito a pensar un poco en lo siguiente… ¿para qué sirve una metáfora?

La respuesta que viene a mi mente casi de inmediato es que es una manera de...

  • Edición de Autor
  • Idioma Español
  • Traducción:
  • 144 páginas
  • Formato Electrónico
  • EBOOK 978-607-00-6232-0

Deja tu comentario sobre este libro