mylibreto, herramienta de marketing y venta de libros
Si te gusta, comparte
Vivir de rodillas por Manu de Ordoñana
Destacados Ficción histórica Literatura y ficción Novelas
morir de pie guerra civil en el país vasco Clara Campoamor batallon Amuategui carcel de Saturraran meliton manzanas niños robados-del-franquismo el-abrazo-de-los-muertos liquiniano Alfonsina-storni Guillermo-Torrijos capitán-ureta

Vivir de rodillas

Manu de Ordoñana

Si te gusta, comparte

Vivir de rodillas es una novela histórica ambientada en el País Vasco. La mayor parte de la historia se desarrolla en la ciudad de San Sebastián, cuando una profesora de historia en un colegio de Buenos Aires, llega a su ciudad natal a finales de 1966, para terminar su tesis doctoral sobre la Guerra Civil Española, aunque el verdadero motivo es investigar la muerte de su padre, un socialista secuestrado por los falangistas en 1939, y conocer el lugar en que está enterrado su hermano, fallecido en la cárcel de mujeres de Saturrarán en la que encerraron a su madre a continuación y que, al salir, una vez terminada la contienda, se vio obligada a emigrar a Argentina con su hija de tres años, que es la protagonista de la novela.

El proceso de investigación le sirve al autor para describir una época, con descripciones de las calles, los bares, los restaurantes, el clima social y las costumbres de un pueblo que, tras veinticinco años de oscuridad, empieza a vislumbrar la luz. Incorporada a la cuadrilla de su primo, la protagonista conoce un mundo nuevo, muy diferente al ámbito cerrado y familiar que le rodea en Argentina, y también a Juan, por el que sentirá una atracción especial. Asiste al debate sobre la lucha armada que ETA propugnaba en su etapa inicial y descubre un ambiente social en el que la ilusión por el aperturismo hacia una sociedad abierta  se mezcla con la desconfianza y el miedo a las represalias de un Régimen moribundo.

A lo largo de la novela, la protagonista presenta la figura de su padre, un idealista que creía en la bondad del ser humano, la igualdad como valor supremo, la justicia igual para todos: un sueño romántico que lo llevó a la tumba. Siempre que su recuerdo le llega a la mente, se enfrenta a un pensamiento contradictorio: el hombre íntegro que prefirió morir de pie a vivir de rodillas, aun a costa de destrozar a su familia. Terrible dilema que le acompañará hasta el final de sus días, dilema que no ha perdido actualidad en la era turbulenta en que vivimos, donde los valores colectivos y los ideales han perdido hegemonía en beneficio del egoísmo y la posesión de riqueza.

 

El 20 de septiembre de 2013, el Diario Vasco de Donostia-San Sebastián dedica una página entera a presentar el libro “Vivir de rodillas“. El periodista y escritor Santiago Aizarna hace un análisis de la novela que describe la historia de una joven empeñada en descubrir los pormenores de la muerte de su padre en San Sebastián al terminar la guerra civil española. Leer más haciendo clic en el enlace.

Lo mejor que se puede decir de un libro autoeditado, al menos en un primer golpe de vista, es que no parezca una autoedición. Estamos tan acostumbrados a que muchos de los libros que carecen de editorial estén plagados de errores garrafales y la calidad brille por su ausencia, que se agradece encontrar novelas como la que hoy nos ocupa. En ese sentido, Vivir de rodillas, segunda obra del escritor donostiarra Manu de Ordoñana, podría pasar sin problemas por pertenecer a cualquier editorial de renombre, tanto por su forma (del libro en su presentación y de su escritura) como por su contenido (el rigor de los episodios que cuenta, así como los conflictos que plantea).

 

'He cuidado mucho la corrección del texto original. Me ha costado dinero pero ha sido la mejor inversión que he hecho, ya que tengo la garantía de que no hay errores ni gramaticales ni lingüísticos, no hay palabras repetidas en la cercanía, ni las faltas de ortografía ─que aun creyéndome sabio, cometí─, además de proponerme algunas modificaciones en la estructura de la novela, en las actitudes de los personajes y, sobre todo, convencerme para eliminar la mucha zaborra que los escritores solemos incorporar en nuestra obra, creyendo que es relevante y que sólo sirve para aburrir al personal y hacer que abandonen la lectura', afirma el autor de Vivir de rodillas.

Foto del autor/a Manu de Ordoñana

Manuel Vázquez Martínez de Ordoñana nació en Donostia-San Sebastián en 1940. Ingeniero industrial de formación, ejerció en el mundo de la empresa hasta su retiro. Desde entonces se dedica a la escritura. Ha publicado dos libros.

El 20 de septiembre de 2013, el Diario Vasco de Donostia-San Sebastián dedica una página entera a presentar el libro “Vivir de rodillas“. El periodista y escritor Santiago Aizarna hace un análisis de la novela que describe la historia de una joven empeñada en descubrir los pormenores de la muerte de su padre en San Sebastián al terminar la guerra civil española. Leer más haciendo clic en el enlace.

Lo mejor que se puede decir de un libro autoeditado, al menos en un primer golpe de vista, es que no parezca una autoedición. Estamos tan acostumbrados a que muchos de los libros que carecen de editorial estén plagados de errores garrafales y la calidad brille por su ausencia, que se agradece encontrar novelas como la que hoy nos ocupa. En ese sentido, Vivir de rodillas, segunda obra del escritor donostiarra Manu de Ordoñana, podría pasar sin problemas por pertenecer a cualquier editorial de renombre, tanto por su forma (del libro en su presentación y de su escritura) como por su contenido (el rigor de los episodios que cuenta, así como los conflictos que plantea).

 

'He cuidado mucho la corrección del texto original. Me ha costado dinero pero ha sido la mejor inversión que he hecho, ya que tengo la garantía de que no hay errores ni gramaticales ni lingüísticos, no hay palabras repetidas en la cercanía, ni las faltas de ortografía ─que aun creyéndome sabio, cometí─, además de proponerme algunas modificaciones en la estructura de la novela, en las actitudes de los personajes y, sobre todo, convencerme para eliminar la mucha zaborra que los escritores solemos incorporar en nuestra obra, creyendo que es relevante y que sólo sirve para aburrir al personal y hacer que abandonen la lectura', afirma el autor de Vivir de rodillas.

© 2017 mylibreto. Todos los derechos reservados | Aviso legal y Política de cookies | Contacta con mylibreto